Marcela Salazar: «La paz interior nos permite construir Un Mundo Mejor»

La terapeuta Marcela Salazar

La terapeuta ayuda a las personas a mirar la vida desde una perspectiva de conciencia y amor

Marcela Salazar González, en la actualidad coordinadora del proyecto Construir Un Mundo Mejor, nació en Bogotá. Buscando un cambio radical en su vida se trasladó a España con su familia y en el proceso terminó la relación con su pareja. “Viví una de las crisis más difíciles que he tenido en la vida. Hoy, cinco años después, reconozco que ese movimiento fue lo mejor que me ha pasado, porque me llevó a sanar mis relaciones desde lo profundo. Me hizo mejor hija, hermana, madre, terapeuta e incluso mejoró de manera sustancial la relación con el padre de mis hijas”, afirma. Como en casi todas las crisis, siempre hay una oportunidad y ella encontró la suya.  Marcela Salazar, coordinadora del proyecto Construir Un Mundo Mejor

Empezó estudiando en Bogotá Fonoaudiología, lo que es lo mismo, Logopedia, por su deseo de trabajar con los niños. Y fue más allá: “Me di cuenta de la necesidad de adquirir otros conocimientos que me permitieran ayudar también a los padres, a la familia completa, a los seres humanos de una manera más integral”. 

Entonces se adentró en la Medicina Sintergética, la Auto Observación Neutro Consciente (AONC), la Hipnosis Ericksoniana y la Psicología Sistémica“Todas son complementarias con mi trabajo. Mis horizontes se ampliaron y aumentó el número de personas a las que pude ayudar. Me permitió además sanar mi propia historia personal”.

Transformación personal

Marcela Salazar está comprometida con su evolución personal para crecer y ser mejor cada día. Con sus clientes utiliza un método que integra diferentes técnicas y filosofías que ayudan a la transformación personal. 

“Realizo acompañamientos personalizados para ayudarles a mirar la vida y sus dificultades desde una perspectiva de conciencia y amor. Además, llevo a cabo talleres grupales de diferentes temas relacionados con el crecimiento personal. Van dirigidos a todas las personas que quieran transformar su vida en los aspectos emocionales, de salud, pareja, vocación o sientan que necesitan un cambio”, explica.

Y los beneficios de estas acciones y terapias son muy significativos. “El más importante es la paz interior. A partir del proceso de sanar interiormente, los cambios empiezan a sucederse y las personas encuentran más felicidad y éxito en sus vidas, porque cuando sanamos podemos acceder a todos nuestros dones y talentos personales”, revela.

Un Mundo Mejor

Esta terapeuta está entusiasmada con el proyecto Construir Un Mundo Mejor, en el que trabaja de modo intenso. “El propósito de nuestro proyecto y el mío personal, es poder contribuir a la paz interior y la conciencia del ser humano, para así tener una humanidad más consciente de su papel en la vida del planeta y de todos sus habitantes”.

Como colombiana y residente en España considera que “las fronteras al interior del ser humano no existen. Somos iguales. Sentimos igual, sufrimos igual, amamos igual, aunque estemos en lugares del planeta diferentes o nuestro lenguaje no sea el mismo. Si reconocemos la riqueza que hay en la diversidad, podemos tender puentes para construir sociedades diferentes y por ende, Un Mundo Mejor”.

Con respecto a los hombres y mujeres que no se atreven a dar un giro en sus vidas y son reacios a los cambios, Marcela Salazar les aconseja que “ese primer paso sólo necesita una decisión, que el momento adecuado es ahora, porque el mañana todavía no existe. Por eso tenemos la oportunidad de cambiarlo”.

“Los patrones inconscientes heredados de nuestro sistema familiar son, en mi opinión, un factor de resistencia al cambio muy importante, están instalados en nuestro inconsciente guiando nuestra vida, y a través de técnicas como la terapia de Constelaciones Familiares y la Auto Observación Neutro Consciente se pueden desbloquear”.

Todo esto lo hace para ayudar a los demás a encontrar la paz interior y la felicidad. Además, le gustaría ser recordada en la sociedad como una persona que hizo algo para hacer de este planeta Un Mundo Mejor. “Sin duda ese es el legado que quiero dejar a mis hijas y a las generaciones futuras”, concluye.

Acompañamiento Online para la Autogestión de tu Vida

2020 El Año del Agua